Una buena Convivencia Escolar es la anticipación de la vida social que queremos para el país especialmente para los niños y niñas quienes son quienes replicaran nuestros ejemplos.
RSS

¿Por que trabajar con los Apoderados?



Las profundas transformaciones sociales que se han vivido en los últimos tiempos han repercutido considerablemente en la institución familiar; mas aun es los sistemas de crianza y de relaciones parentales que existen al interior de ella. (Ianni, N; Pérez E. 1998).
            Cada familia posee condiciones protectoras en contra de la violencia, las cuales permiten elaborar una visión positiva de sí mismo y de los demás. Pero en determinadas ocasiones, en espacial cuando los niños son sometidos a violencia, aprenden que en el mundo existen solo dos roles: agresor y agredido. Esta percepción de mundo puede llevar a legitimar la violencia como una forma de vida y de resolver conflictos, tergiversando otras relaciones sociales ya que sueles reproducir en estas la violencia sufrida.


Actualmente existe abundante evidencia basada en investigaciones que indican que, “el entorno familiar es uno de los factores influyentes más poderosos en la conducta violenta de los alumnos conflictivos(Bohórquez E 2008). Esto quiere decir que las experiencias familiares pueden contribuir poderosamente a desarrollar posibles patrones de conducta violentos y/o antisociales.
            Esto se debe a que, es a través de las familias que se van adquiriendo pautas de comportamiento en los cuales se estructura las relaciones sociales y se desarrollan expectativas sobre lo que puede esperar uno mismo y de los otros. (Bohórquez E 2008).
            Según un estudio realizado en el 2006 por Mº Jesús Cava, Gonzalo Musito y Sergio Musito, existe una correlación positiva entre la comunicación familiar, la valoración parental hacia la institución educativa, con la autoestima de los niños y niñas.  Es decir que una comunicación familiar adecuada y una valoraron paterna positiva a la institución educativa se relacionan con un menor rechazo del niño con las figuras de autoridad en el ámbito educativo y con un menor número de conductas violentas.
Ayudar a mejorar la percepción que tiene los padres sobre la institución educativa  a través de la comunicación, la mutua colaboración entre los padres y los profesores podría facilitar la integración de los alumnos y favorecer en ellos una actitud más positiva hacia la institución escolar.
            Es por esto que la relación que se dan entre familia y escuela es fundamental a la hora de abordar y trabajar el tema de violencia escolar. Ya que muchos de los problemas que tienen los alumnos y alumnas no serian tan graves ni se prologarían en el tiempo si hubiera más contacto entre la institución educativa y la familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recuerdos: Mi escuela, Lugar de Paz - 2010

Una pequeña ventana

Loading...