Una buena Convivencia Escolar es la anticipación de la vida social que queremos para el país especialmente para los niños y niñas quienes son quienes replicaran nuestros ejemplos.
RSS

domingo, 12 de diciembre de 2010

Como instaurar el Buen Trato

Al momento de instaurar dinámicas de Buen Trato es importante que se considere la edad del niño o la niña y del adolescente, es así que según Montes y Montoya (2003) algunos de los tips para el Buen Trato que si bien están enfocadas a los padres, los docentes pueden considerar algunas de estas indicaciones, las cuales son:
  • Del nacimiento a un año
  • Aprender lo básico: Cómo se carga, como se le da de comer, como se baña. Hay que preguntar, leer o hablar con expertos.
  • Amar al bebé: Esto no se aprende en los libros pero si le se le habla, toca, besa, le sonríe y lo disfruta a cada momento aunque esté intranquilo, le está demostrando su amor. Esto no lo malcría, sólo le da fuerzas para vivir.
  • Aprender a entenderlo: Cada gesto, sonido y movimientos de su cuerpo quieren transmitirle lo que está sintiendo.
  • Nunca usar la fuerza física: Las tensiones de ser padre son reales. Hay que buscar una forma satisfactoria de descargarlas, pero nunca con su bebé.
  • Los primeros pasos
  • Respirar profundo: Para el bebé todo es nuevo e interesante y quiere explorarlo, por eso ataca su casa y sus efectos personales.
  • Preparar la casa para la presencia de los niños: Guardar cualquier cosa delicada o de valor y ponga bajo llave los objetos peligrosos las sustancias venenosas. Estas medidas le permiten estar más tranquilo y no tendrá que decir NO con tanta frecuencia.
  • Las reglas o normas deben ser pocas y claras. Lo básico es asegurar el bienestar del niño o niña. Los buenos modales en la mesa y aprender a usar el baño, pueden esperar.
  • En la edad escolar
  • Demostrar interés: Estar pendiente de las tareas escolares, hablar de lo que sucede en la escuela, invitar a los amigos a la casa y buscar tiempo para hablar con el maestro de vez en cuando.
  • Comunicarse: Hablar con los hijos, pero también escucharlos Asignarles tareas, a los niños les encanta ayudar. Asegurarse de que cada trabajo esté de acuerdo con su capacidad y dele las gracias por su ayuda.
  • En la adolescencia
    • Hay que quererlo y aceptarlo como es, respetar sus diferencias y su modo de ser. Cada adolescente es diferente. Cuando hable de la realidad de la vida el chico/a probablemente dirá "ya lo sé”. Mostrar afecto. Dígale que lo quiere, pero refrene las expresiones físicas delante de los amigos de ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recuerdos: Mi escuela, Lugar de Paz - 2010

Una pequeña ventana

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.