Una buena Convivencia Escolar es la anticipación de la vida social que queremos para el país especialmente para los niños y niñas quienes son quienes replicaran nuestros ejemplos.
RSS

domingo, 12 de diciembre de 2010

La Convivencia Escolar un pilar de la Calidad de la Educacion

Hoy se afirma que uno de los pilares de la calidad de la educación, de sus logros sociales y personales, es el estilo de convivencia en pro de la constitución de comunidades de aprendizaje escolar.
Hay muchos factores que tienen incidencia en la calidad de la convivencia cotidiana. Desde luego los factores de bienestar general, salud mental de las personas que forman parte de la comunidad educativa. La atmósfera, el ambiente no serán tan saludables si las tensiones entre quienes se relacionan diariamente en la comunidad educativa obstaculizan las interacciones, si las relaciones son poco armoniosas e intolerantes, si hay falta de comunicación y entendimiento, si no hay espíritu de grupo. Si las relaciones al interior de la comunidad son de confianza y respeto, otros son los resultados. Los aprendizajes serán de mejor calidad en contextos de relaciones sanas. Los estilos inciden en la relación docente estudiante, por lo tanto en la interacción pedagógica.
Los estilos de interrelaciones pueden percibirse como obstaculizadores o facilitadores de la atmósfera adecuada. Un estilo muy normativo tiende a rigidizar las formas de comunicación en la comunidad escolar, reduciendo las oportunidades de comunicarse entre quienes la componen, las relaciones muy jerarquizadas establecen límites a las posibilidades de interactuar flexiblemente, asimismo van generando un liderazgo acorde con ese estilo de interrelaciones.
¿Por qué los resultados académicos tienen directa relación con la forma en que conviven las personas?
Cuando nos referimos a la calidad de la educación, a lo menos podemos preguntarnos ¿de qué manera se podría asegurar que los niños, niñas y jóvenes permanezcan en el sistema educativo, cómo garantizar la permanencia de los docentes y de los equipos de trabajo en las escuelas? ¿En qué condiciones personales y sociales permanecen estas personas en el sistema educativo?. Si son niños contentos, entusiastas por ir a la escuela, si los profesores permanecen en buenas condiciones de salud física y mental? ¿Qué clima y estilo de interrelaciones se producen en las escuelas?
  • El paso por la escuela y el liceo es para casi todos los niños y niñas de nuestro país una experiencia emocionalmente significativa, muchas veces recordada con cariño y simpatía. Eso ha ocurrido sin duda porque se han sentido acompañados, tranquilos y seguros, aceptados, –e incluso- entendidos, y en muchas situaciones acogidos en el único lugar que puede encontrar figuras adultas significativas que no los violenten.
  • Pertenencia, formar parte de la comunidad escolar, sentirse integrado/a, sentirse que tienen algo que decir, que sus opiniones tienen algún peso en las decisiones, contribuyendo a una mayor participación. Existe una relación directa entre los resultados académicos de los estudiantes y el nivel de participación e identidad de las distintas personas que forman parte de la escuela y el liceo.
  • Autoestima y Aceptación. No todas las ideas son recepcionadas y canalizadas adecuadamente. La mayoría de las personas tendemos a mantener una visión única de lo que deben ser las cosas. Por eso nos cuesta tanto aceptar que existen personas que no son como nosotros. Es más, que piensan, creen y tienen valores totalmente distintos. Nos cuesta aceptar las creencias y costumbres de nuestros pueblos originarios, a las personas que no son creyentes. Una opinión que, desde una perspectiva de género, valorice igualmente lo femenino y lo masculino, e incluso lo considere interdependiente, es difícilmente entendida y aceptada por la comunidad escolar.
  • La incidencia de factores relacionados con la comunicación y con la forma en que nos relacionamos con los resultados escolares. Se ha considerado de la mayor importancia no repetir las formas de participación institucionales en la educación y buscar cada vez con mayor insistencia formas innovadoras de canalizar las inquietudes de quienes forman parte de la comunidad educativa.
  • Los estudios recientes indican que el desgaste de los profesionales que trabajan con personas es mayor que el de otros profesionales. En efecto, se puede ver que hay una relación clara entre los estilos de relaciones y la atmósfera escolar, con la cantidad y reiteración de licencias de los profesionales de la educación. Ocurre algo similar con los estudiantes. Cuando la atmósfera de la escuela es agradable, hay comunicación, los estudiantes tienden a mantenerse en el sistema educativo. El ausentismo disminuye. Este factor de la continuidad es también un elemento importante y que tiene su grado de incidencia indesmentible en la calidad de la educación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recuerdos: Mi escuela, Lugar de Paz - 2010

Una pequeña ventana

Loading...